Las burocracias de la CGT y las CTA entregan el salario y los convenios

Leído un

Declaración de la Coordinadora Sindical Clasista – Partido Obrero

Las burocracias de la CGT y las CTA entregan el salario y los convenios

Junio 07, 2017 - 22:10
Por sysop
Posted in:

La reducción del salario real es uno de los objetivos del macrismo y un pilar de la “mejora de la competitividad” que reclaman las patronales; aunque el ingreso promedio de los trabajadores argentinos es un tercio de la verdadera canasta familiar.

En la ronda paritaria actual el gobierno logró imponer el criterio de negociar sobre la inflación futura; eso supone resignar 10 del 2016. Pero además los acuerdos que se vienen firmando - Comercio (20%), UOCRA (22%), Gráficos (22,7%) y UPCN (20%) UTA (21%), UOM (22%), entre otras - ignoran las proyecciones reales: el 2,6% de abril y el 9,1% acumulado en el primer cuatrimestre superan ampliamente las previsiones del Banco Central.

Las cláusulas gatillo o de revisión, ante posibles desfasajes, son una estafa. Terminarán, cuando se cumplan, agregando unos puntitos a básicos miserables - como en Comercio – o con alguna suma fija, que no elevará la base para el cálculo futuro.

La burocracia profundiza su asociación con los ajustadores

Luego de las enormes movilizaciones de marzo que desembocaron en el paro del 6 de abril, la burocracia sindical redobló su compromiso con las patronales.

Buscan mostrarse confiables para “prenderse” en alguna de las listas electorales; ya sea en el oficialismo o en la oposición del FR o el PJ. El triunviro Héctor Daer, que entró como diputado por el massimo “abrió el libro de pases” dando el salto de vuelta al PJ, de la mano de Randazzo.

El kirchnerismo sindical, que posa de opositor a los gordos de la CGT, sigue el mismo libreto entregador. La Federación Gráfica pactó un 12 y 10,7% no acumulables. Entre gallos y medianoche Roberto Baradel levantó la huelga de la docencia bonaerense, a cambio de la convalidación de padrones inflados en la elección del SUTEBA y del fraude (sobre todo en la estratégica seccional La Plata).

Crisis industrial y flexibilidad

UPCN incorporó al acuerdo salarial los ítems “presentismo” y “productividad”; lo que - contrastando con la pasividad de ATE– mereció el repudio de varias asambleas de organismos estatales.

El supuesto combate al ausentismo y la modernización de los convenios colectivos que las patronales pusieron sobre la mesa son un ariete de la flexibilidad y la precarización. El convenio de Vaca Muerta, firmado por el burócrata petrolero Guillermo Pereyra con la excusa de preservar el empleo no impidió que se produjeran cerca de 10 mil despidos en la Patagonia. El mismo modelo se impuso en UOCRA, en textiles, el SMATA y se está cocinando en ferroviarios.

Pero la crisis industrial, con su secuela de despidos, suspensiones y cierres, sigue imparable: Ingredion, Carboclor, Tenaris, Sancor, Brandmic (Salto), Interpack (Tornquist), Mazzieri (Colòn), son algunos ejemplos recientes. AGR-Clarín, con sus casi seis meses de resistencia, encarna una orientación que debe ser tomada de conjunto: ocupación de toda empresa que cierre.

La lucha paritaria va unida a la defensa de los puestos, al reparto de las horas de trabajo, a la preservación de los convenios y la abolición del impuesto al salario, al rechazo a la reforma previsional en marcha y el aumento de emergencia para los jubilados, a la defensa del derecho de huelga y contra la represión.

Odebrecht y la ofensiva antiobrera

El escándalo por las coimas de Odebrecht, que golpea a oficialistas y opositores, condiciona la embestida antiobrera. La inmensa irrupción popular contra “el 2x1” a los genocidas y por Ni Una Menos prueban que la tendencia a ganar las calles sigue latente.

Conflictos como el de la docencia universitaria, que continúa con paros y acciones callejeras, o los trabajadores del citrus que conquistaron un 35%, son emergentes de esa misma tendencia de lucha.

La Federación Aceitera acordó un ingreso conformado que representa el 31,6%, que el Ministerio de Trabajo amenaza no homologar, repitiendo un recurso que ya utilizó contra la paritaria Bancaria.

La nueva dirección clasista del SUTNA (Neumático) reunió a la asamblea general, para votar el reclamo del 35% y los paritarios. El método que proponían las seccionales opositoras del Suteba para enfrentar a la gobernadora Vidal.

Poner en pie al movimiento obrero

Contra la entrega de la burocracia, en defensa del salario y los convenios, reivindicamos la necesidad de un plan de lucha que arranque con un paro activo nacional de 36 horas.

La dirección que necesita el movimiento obrero se forjará al calor del combate contra la ofensiva patronal que encabeza Macri y toda la coalición de gobernadores del ajuste.

Las próximas elecciones serán utilizadas por los partidos patronales para desviar las luchas y reclamar el apoyo a distintas variantes ajustadoras.

Llamamos a los trabajadores a rechazar esta maniobra y reforzar mediante un voto consciente a los candidatos del Partido Obrero y al Frente de Izquierda, la resistencia al ajuste.